Tel: (6) 731 44 43 - Cel: +57 317 380 95 08

Los municipios colombianos que no tienen menos de 100.000 habitantes ni más de un millón, se convirtieron en importantes polos de inversión y desarrollo en el país.

POR:
 
PORTAFOLIO
 
FEBRERO 25 DE 2018 - 07:53 P.M.

Colombia terminó el 2017 con un total de 226 centros comerciales ubicados en 56 municipios. Si se descuentan las cinco principales ciudades de más de un millón de habitantes (Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Cartagena), donde de por sí, los centros comerciales son vitales, la cifra del comienzo lo que indica es que 51 municipios del país cuentan con por lo menos una de estas edificaciones dedicadas al comercio y el entretenimiento, así lo asegura Leopoldo Vargas, gerente general de Mall & Retail.

El alto ejecutivo explica que “los 226 centros comerciales suman 4.997.950 m2 de áreas comerciales que con una población de casi 49 millones de habitantes determinan un índice de saturación de 10.2 m2 de área comercial (GLA) por cada cien habitantes (parámetro internacional que mide la penetración de la industria), un excelente índice dado que México y Chile tienen un índice por encima de 20 m2”.

En el país hay cinco ciudades con más de un millón de habitantes y 12 ciudades intermedias con más de 400.000, un hecho de gran atractivo para los desarrolladores de centros comerciales y marcas, que quieren abrir negocios en ciudades pequeñas con un alto potencial para diversificar sus mercados. 

Para Carlos Hernán Betancourt, director ejecutivo de la Asociación de Centros Comerciales de Colombia -Acecolombia- la llegada de un centro comercial a una determinada región, ciudad o zona, trae consigo importantes oportunidades, tanto para el comercio, como la comunidad inmediata que lo atiende. 

“Los proyectos que se desarrollan en las ciudades intermedias están llamados a ser puntos de encuentro e interacción que entran a complementar los espacios tradicionalmente utilizados por la comunidad, como plazas y parques. En ese sentido, la mezcla comercial es determinante para atender las necesidades de estas poblaciones convirtiéndose en polos de desarrollo, gratas experiencias y fuentes de trabajo”, indicó Betancourt.

Por las razones anteriormente mencionadas, para nadie es un secreto que las oportunidades comerciales se reflejan en las ventas. Según cifras de Raddar, al cierre de 2017, los centros comerciales reportaron ventas totales por 38,9 billones de pesos, lo que representó un crecimiento del 7,5%, evidenciando que cada vez es mayor la cifra de colombianos que prefieren los centros comerciales para ir de compras.

ENTRETENIMIENTO Y COMPRAS

De acuerdo con el director ejecutivo de Acecolombia, las ciudades intermedias son atractivas para los desarrolladores de centros comerciales en la medida que éstas carecen de grandes formatos de comercio y entretenimiento y, generalmente, cuentan con economías en crecimiento que demandan nuevos espacios de interacción social, cultural, gastronómica y por supuesto con propuestas innovadores de comercio.
 

 

©2019 promotorarioespejo.com | todos los derechos reservados